Glosario

Qué es la mujer líder y cómo convertirte en ella

14 marzo 2022

5 claves para desarrollar tu liderazgo femenino

La mujer obediente

La mujer obediente es aquella que no se mueve por su propia sabiduría, intuición y conocimiento, sino que sigue los dictados de las ideas que ha absorbido en su familia y entorno. Perjudicada por un sistema educativo que no fomenta el autoconocimiento, vive a través de unas creencias que no ha elegido y que, en muchas ocasiones, limitan su bienestar y crecimiento personal. Intenta pasar desapercibida y no sabe priorizarse a sí misma.

La mujer líder

La mujer líder es aquella que ha aprendido a liderarse a sí misma. Es decir, ha identificado, cuestionado y trascendido las creencias falsas y limitantes que ha absorbido de la sociedad. Gracias a haber pasado por un camino de autoindagación y crecimiento personal, sigue el rumbo que realmente desea independientemente de si es aceptado por su entorno. Se atreve a ser auténtica y vulnerable con los demás, liderando desde su propio ejemplo.

 

Conviértete en una mujer líder

 

 

5 claves para convertirte en una mujer líder

  • Elige un propósito vital

Entra en contacto con la parte más profunda de ti misma para elegir un propósito de vida que trascienda tu persona. Para decidirlo, puedes prestar atención a aquello que más te gusta aportar a la sociedad o a aquellas dificultades que tuviste en el pasado y que has conseguido superar. No hace falta que tu propósito sea algo grandioso, solo algo que te llene de energía y dé un sentido mayor a tu vida.

  • Coopera en lugar de competir

La energía masculina desequilibrada ha creado un mundo orientado hacia la competición. En lugar de unirte a la corriente competitiva, honra tu energía femenina, que está mucho más basada en la cooperación. La mujer líder, al contrario de lo que muchas creen, no trata de mandar ni imponer. Más bien todo lo contrario, es la primera que se ofrece para ayudar a sus compañeras. De hecho, su liderazgo genera que más mujeres se atrevan a ser líderes.

  • Dedica tiempo y energía a descubrir tus talentos

Presta atención a aquellas habilidades que se te dan mejor que a la mayoría de personas de forma natural. También puedes preguntar a tu entorno, ya que te permitirán ver cualidades que hay en ti y que tú no observas porque las das por sentadas. Recuerda lo que te gustaba hacer en tu infancia antes que te condicionaran para encajar en el sistema social establecido. Y, sobre todo, atrévete a probar cosas nuevas.

  • Rodéate de mujeres que aporten

La mejor manera para convertirte en una mujer líder es rodearte de aquellas mujeres que ya lo sean. Las reconocerás por su autenticidad, actitud ante la vida y su capacidad para inspirarte y sacar lo mejor de ti. Al pasar tiempo con mujeres líderes te contagiarás de sus mismos pensamientos, actitudes y comportamientos gracias a tus neuronas espejo. Canjea la envidia por admiración y mantén siempre una mentalidad abierta y de aprendizaje.

  • Aprende a poner límites

La mujer líder no puede decir sí a todo. Tiene que marcarse sus propias prioridades y aprender a decir que no. Aunque al principio te cueste por miedo al rechazo, a medida que entrenes el músculo del coraje poner límites te irá costando cada vez menos. Recuerda que la mujer líder primero es líder de su propia vida, cosa que no puedes conseguir si das más valor a los planes de otras personas que a los tuyos propios. Por cierto, si quieres aprender a poner límites y vivir bajo tus propias reglas, te recomendamos el Máster en Mujeres Conscientes de Kuestiona.

 

Inscríbete en el Máster Mujeres Conscientes