Artículos

Aprender a ser feliz en tiempos de crisis

26 abril 2022

En este artículo nos vamos a adentrar en las principales premisas que nos permiten aprender a ser felices en tiempos donde las circunstancias parecen ir en nuestra contra. Descubriremos las principales claves que nos han ofrecido grandes sabios de la historia para afrontar las adversidades y estar por encima de las situaciones que se nos presentan en nuestro día a día. 

 

Aprender a ser feliz con un cambio de paradigma

La felicidad no es consecuencia de lo que ocurre en el exterior, sino de una decisión interna a la hora de elegir nuestros pensamientos. La base del paradigma que nos permite ser felices en tiempos de crisis es la confianza en la vida y en nosotros mismos. Esto no significa que siempre va a ocurrir lo que queremos, sino tener la certeza de que, pase lo que pase, vamos a usar las circunstancias para crecer, madurar y evolucionar

 

Las crisis como despertador

La clave está en dejar de ver a la adversidad como un problema y empezarla a concebir como una oportunidad que nos está ofreciendo la vida para sacar la mejor parte de nosotros mismos. Tú mismo te habrás dado cuenta de que los seres humanos tendemos a acomodarnos aunque no nos sintamos satisfechos. Es por eso que los tiempos de crisis, aunque sean desagradables en el corto plazo, son como una llamada de alerta que nos invita al cambio. Aprovechemos, pues, esa invitación.

 

Las crisis son pasajeras

Los momentos que llamamos difíciles, igual que los que llamamos buenos, son totalmente pasajeros. La única realidad es el cambio constante. Sin embargo, cuando estamos en un momento de crisis nos cuesta tomar perspectiva, sintiendo como si nuestra situación actual se fuera a perpetuar indefinidamente. Si queremos aprender a ser felices, la clave está en integrar la ecuanimidad y la neutralidad, es decir, ni estar eufóricos cuando todo va bien ni caer en la depresión cuando las circunstancias no nos son tan favorables. 

 

La ley de la correspondencia

Para ser felices más allá de las circunstancias es esencial entender una ley fundamental que nos han compartido todos los grandes sabios de la historia: lo que nos ocurre no es casualidad, sino más bien causalidad. Y que, de hecho, no ocurre lo que queremos, sino aquello que necesitamos para crecer y evolucionar en nuestro camino hacia la plenitud y la felicidad. Resumiendo en pocas palabras: lo que sucede, conviene

 

Aprende cómo ser feliz en tiempos de crisis

 

Aprender a ser feliz con un cambio en los pensamientos

La única manera de aprender a ser felices en tiempos de crisis pasa por quitarle poder a la realidad y devolvérnoslo a nosotros mismos. Este gesto requiere que nos convirtamos en los dueños de nuestros propios pensamientos, eligiendo proactivamente aquellos que más apoyan nuestro bienestar y crecimiento vital.

 

La identificación con la mente

Por lo general, estamos identificados con nuestra mente, creyéndonos los pensamientos que surgen automáticamente en ella. Sin embargo, en muchas ocasiones nuestras creencias no apoyan nuestra felicidad sino más bien todo lo contrario. Por lo tanto, cuestionar nuestros pensamientos es el primer paso para aprender a ser felices

 

La observación de la mente

Para cuestionar nuestros propios pensamientos, es clave ejercitar el músculo de la autoconsciencia. Es decir, aprender a observar nuestra mente sin identificarnos con ella, como si fuéramos una tercera persona. Esto nos cuesta porque estamos acostumbrados a vivir en piloto automático, con toda nuestra atención en las circunstancias y dejando poca energía para prestar atención a nuestro estado mental.

 

La influencia sobre la mente

Si practicamos, cada vez tendremos más implementado el hábito de ser conscientes de nuestra propia mente. Esto no solo nos permite dejar de alimentar pensamientos que destruyen nuestra felicidad, sino también tomar las riendas de nuestro diálogo interno para generar voluntariamente pensamientos de sabiduría. Gracias a ello, crearemos estados de ánimo más positivos, es decir, estaremos aprendiendo a crear nuestra propia felicidad más allá de las aparentes adversidades. 

Aprender a ser feliz con un cambio en las emociones

Cuando la realidad se muestra en contra de nuestras preferencias personales, nos sentimos mal. En cambio, cuando las circunstancias se ajustan a nuestras ideas egocéntricas, nos sentimos bien. Es decir, basamos nuestro estado de ánimo en aspectos externos, que dependen muy poco o nada de nosotros mismos. Esto es la receta de la infelicidad, ya que no podemos controlar lo que ocurre fuera de nuestra área de influencia

 

Huyendo de la incomodidad

Al ver la adversidad como un problema y no como una oportunidad, nuestra tendencia es escapar de ella. Ante la tremenda incomodidad que nos generan los tiempos de crisis, muchos optamos por mirar hacia otro lado e intentar maquillar nuestra insatisfacción con los múltiples parches (en forma de ocio, consumo y entretenimiento) que nos proporciona el sistema.

 

Afrontando la incomodidad

Lo realmente transformador pasa por mirar cara a cara a nuestra incomodidad, en estar más presentes que nunca con nosotros mismos. La crisis es una invitación a reflexionar sobre las causas que nos han llevado hasta el momento actual. Sin embargo, para ello tenemos que afrontar y aceptar las creencias, emociones y decisiones que hemos tomado a lo largo del tiempo, y que son cien por cien responsabilidad nuestra

 

Venciendo la incomodidad

Gracias a hacer este trabajo de introspección, respeto y amor propio, empezamos a sacar a la luz dos cualidades que tenemos todos los seres humanos: la claridad y el coraje. Al haber sido honestos con nosotros mismos, sabemos qué queremos y cómo lo queremos, lo que nos da fuerza para trascender los límites que, inconscientemente, nos habíamos puesto a nosotros mismos. Al fin y al cabo, la crisis es una invitación a ir más allá de lo que creemos que somos. 

 

¡Sé feliz en tiempos de crisis!

 

 

5 claves para aprender a ser feliz en tiempos de crisis

  • La contemplación

Para desarrollar nuestra autoconsciencia y crear espacio para observar los pensamientos que surgen en la mente, una de las mejores prácticas es la contemplación. Esta trata sobre estar cien por cien atento, con todos tus sentidos, a lo que ocurre a tu alrededor, observando como van y vienen los pensamientos. Cuando te vayas del momento presente, la clave está en volver a él a través de la respiración consciente

 

  • La realidad es neutra

Es clave integrar esta sabiduría en nuestro día a día. Que la realidad sea neutra significa que todo lo que ocurre no tiene significado por sí mismo, sino que somos nosotros los que ponemos etiquetas a los hechos a través del lenguaje. Si entendemos esto, entonces podremos ser libres de elegir la interpretación que más nos beneficie en cada situación. 

 

  • La aceptación

Como decía Gerardo Schmedling, “aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento”. Es así, cuando entramos en lucha con la realidad nunca podemos ganar, y además nos creamos infelicidad. Esto no significa que nos resignemos o nos volvamos pasivos, sino más bien todo lo contrario. Al aceptar la realidad tal y como es, nos sentimos con más poder para actuar sobre ella. 

 

  • Valorar y agradecer

Ya sabemos que esto es muy tópico, pero ¿de verdad lo estás aplicando en tu vida? Sin hacer un trabajo interior constante, lo habitual es que nuestra mente solo se fije en los problemas. Y si no los tiene, se los inventa. Como antídoto a ello, dedica tiempo y atención a valorar y agradecer todo lo que va bien en tu vida. Lo ideal es que lleves un diario en el que anotes cada día 3 motivos por los que estás agradecido. Gracias a esto, te habituarás a ver la parte positiva de las circunstancias. 

  • Disuelve tus preocupaciones

Las preocupaciones destruyen nuestra felicidad poco a poco, casi sin que nos demos cuenta de ello. Para eliminarlas, vas a escribir en un papel lo que te preocupa específicamente. Después, anotarás las posibles acciones que puedes llevar a cabo ante ese problema. Con toda la información sobre el papel, te será mucho más fácil elegir la respuesta adecuada para resolver la situación que te genera ansiedad.

 

Empieza ya a ser feliz

 

Si quieres profundizar sobre este tema, en Kuestiona tenemos un curso online que se llama, precisamente, Cómo ser feliz en tiempos de crisis. Está impartido por nuestro fundador y visionario, Borja Vilaseca. En este curso de hora y media, Borja condensa el máximo valor posible para gestionar las emociones, aceptar la realidad y poner en práctica el amor propio, entre otras muchas enseñanzas para aprender a ser feliz.